Muchos son los que piensan que el yoga es un deporte de adultos, pero para nada están en lo cierto, el yoga para niños puede ofrecerles muchos beneficios. Hoy os vamos a contar algunos de ellos, así que toma nota y pon a los más peques a practicar yoga.

Clases de Yoga para Niños

Yoga Sevilla Studio - Yoga para Niños

Si ya practicas yoga te puede parece que estas clases no están hechas para niños, y llevas razón. Las clases de yoga para niños están orientadas de otra forma. Convertimos la práctica de yoga en un juego, las hacemos más divertidas para que poco a poco vayan incorporando esta rutina a su vida diaria. Unimos el juego con la relajación, la concentración y el equilibrio.

Es una maravillosa opción si lo que buscas es que tus hijos se diviertan realizando actividades que van a tener un beneficio positivo en su desarrollo físico, psíquico y para su salud.

A qué edad se debe empezar a practicar

Los expertos hablan de que la mejor edad para empezar a practicar yoga es a partir de los 4 años. Edad en la que los niños ya tienen capacidad de realizar y controlar ciertos movimientos de su cuerpo.

Beneficio del yoga para niños

Cuando practican yoga, los niños obtienen cantidad de beneficios, tanto a nivel corporal como mental. A continuación, te dejamos con algunos de ellos:

Aumenta la flexibilidad, la coordinación y el equilibrio

Los niños a edades tempranas son muy flexibles, pero es importante que aprendan a manejar y a mantener esa flexibilidad. A esto hay que sumarle que les ayudará a fomentar la coordinación y el equilibrio.

Canaliza la energía

Yoga Sevilla Studio - Yoga para Niños

Bendita energía que tienen los niños, pero es cierto que muchos padres piensan que sus hijos son inquietos o hiperactivos. Gracias a la práctica de yoga para niños podrán canalizar esa energía en exceso y aprenderán a relajarse. Esto también les ayudará a fomentar la concentración.

Promueve la armonía

El Yoga no es un deporte competitivo, así que los niños no tendrán que competir entre sí, esto ayudará a que se relacionen, trabajen en equipo y sobre todo, respeten a sus compañeros. Con nuestros ejercicios propuestos en clase intentamos estimular la armonía interior, para que puedan llevar una vida más equilibrada cuando sean mayores.

Les enseñamos hábitos saludables

Practicar yoga desde pequeños los llevará a seguir un estilo de vida más saludable, tomarán conciencia de lo que comen, de que deben cuidar de su salud, etc.

Mejora de la autoestima

Uno de los beneficios de practicar yoga para niños es a nivel mental. Ayudará a aquellos que sean más tímidos a perder el miedo de relacionarse. Gracias a los ejercicios que vamos a practicar fomentaremos la confianza de cada uno de ellos en sus capacidades.

Autocontrol

Gestionar las emociones es importante para todos, nos ayuda a vencer la frustración, la ira, etc. Con los niños pasa exactamente igual, les enseñaremos a ser pacientes, a canalizar emociones negativas.

Como veis practicar yoga tiene muchos beneficios para nuestros hijos, además es una actividad completamente compatible con otro tipo de actividades.

Si estás interesado en apuntar a tus hijos a clases de yoga, ponte en contacto con nosotros.